Silica Networks de Grupo Datco anunció que proyectan conectar una red de fibra óptica al continente antártico, mediante el tenido de un cable submarino de 1.026 kilómetros que se anclará en el Paso Drake.

El CEO de Grupo Datco, Ing. Horacio Martínez, explicó “Siempre me fascinaron los relatos de los exploradores antárticos y creo que debemos completar su obra. Las posibilidades que nos abre llegar con fibra óptica al continente blanco nos permitirán poder entender más fenómenos como el cambio climático, medir su evolución y desarrollo. No es una meta prioritaria para la humanidad, pero lograr una mejor comunicación para los científicos que permanecen sitiados por meses por el clima más riguroso del planeta creo que vale la pena. Argentina es el país que está más cerca de la Antártida. Separan a Tierra del Fuego del continente sólo 976 km, por lo que es el camino menos expuesto a accidentes o cortes en el lecho submarino”.

Seguidamente, Martínez, detalló “Estas iniciativas confluyen y se potencian a partir de la fibra óptica y la posibilidad de tener conectividad de alta capacidad con Buenos Aires (Argentina), Santiago (Chile), São Paulo y Fortaleza (Brasil) y de ahí a todo el mundo a través de los cables submarinos del Pacífico y el Atlántico”.

Paso a paso

La etapa preliminar del proyecto prevé unir Ushuaia con el Puerto Williams, mediante la Fibra Óptica Austral (FOA) que ya tendió Silica Networks en Chile. Más tarde, se interconectaría con su Fibra Óptica Austral (FOA), de ahí con la red de Caleta Tortel que volvería a Argentina por el cruce de Balmaceda en Coyhaique, atravesando el Canal de Beagle para conectar con la península de la Isla Grande (Tierra del Fuego) y la Isla Rey Jorge por el Paso Drake; donde se implementaría la hub tecnológica de conectividad.

Silica Networks pertenece al Grupo Datco, empresa que conecta mediante fibra óptica a las principales ciudades de Brasil, Chile y Argentina con el mundo. Se destaca dentro de Latinoamérica por brindar soluciones innovadoras, utilizando las principales tecnologías de la industria y liderando proyectos ambiciosos; aunque lo anunciado en el cierre del evento NPlay Cono Sur 2021 del Grupo Convergencia ha superado cualquier pálpito.

Posteriormente, el CEO de Datco, precisó “Pensamos llamarlo Hub Científico Antártida, porque entendemos que la razón de ser de este proyecto, más allá de la tarea épica que significa traspasar las fronteras, tiene que ver con potenciar el conocimiento que se genera en este continente, facilitando a los científicos la conectividad de alta capacidad y baja latencia que provee la fibra óptica para poner a disposición de la humanidad el conocimiento convertido en datos que produce la comunidad científica internacional”.

Teniendo en cuenta que la Antártida es “el único continente al que todavía no llegó la tecnología”, las tres filiales de Silica Networks apostaron 2 millones de dólares para cotejar la factibilidad del proyecto. Se estima que la inversión total de la obra oscilará en 30 millones de dólares. Sin lugar a dudas se trata de una suma elevada, pero tal como afirma Martínez “podría aportar al futuro de la humanidad”. Por tanto, incitó a la industria a participar de la financiación y señaló “Hablamos del lugar más austral del mundo y sabemos que tendremos que averiguar sobre nuevas tecnologías por los movimientos del hielo. Nos inclinamos a buscar una utopía, pensando en un mundo más multipolar. Incluso a través de Chile y el futuro cable transoceánico a Australia podríamos estar enviando datos desde Ushuaia a Oceanía”.

ERASE UNA VEZ…

Con este título comienzan a narrarse algunos cuentos. Existen de distintos estilos. Muchos son fantásticos, como podríamos catalogar a este. Que no es cuento, es una realidad. Horacio Martínez nos tiene acostumbrados a escuchar excelsos discursos, que no se quedan en eso. Pasa a los hechos.

El anuncio que hizo en N Play nos sacudió a todos. Máxime en el escenario socio-económico en el marco pandémico que atraviesa toda la humanidad en la actualidad.

Y, en lo personal, me trajo a la memoria un hecho ocurrido hace algunos años en San Martín de los Andes cuando subió al escenario del salón de COTESMA con unas antiparras para adelantar algunas ideas del emprendimiento de una envergadura no sabemos si similar, pero igualmente impactante.

Por respeto personal y profesional desistimos de encargar a nuestro dibujante para que realice una caricatura del ingeniero, con antiparras, patas de rana y traje de pingüino… Pero vayan estas pocas líneas, risueñas si se quiere, como un reconocimiento sentido y de agradecimiento especial al amigo, por ir siempre para adelante y permitirnos mirar el futuro con una sonrisa. ¡Gracias Horacio! LDC

Fuente: Nuestra Revista