A partir de los resultados del relevamiento del INDEC, durante el segundo trimestre del 2020, el crecimiento de las conexiones fijas de internet estuvieron por encima de las móviles.

Las medidas de aislamiento social implementadas en el contexto de pandemia, impulsaron durante el segundo trimestre de este año, al crecimiento de las conexiones fijas de internet por encima de las móviles, según los resultados de un relevamiento del Indec.

Los accesos fijos residenciales registraron un incremento de 0,2% en el segundo trimestre de este año, mientras que los corporativos tuvieron una merma del 10%, por lo que en general se verificó una caída de 0,6%, según los datos del Instituto de Estadísticas y Censos (Indec).

«Los usuarios pasaron del centro de las ciudades a los barrios» afirmó el CEO del grupo Datco, Horacio Martínez, uno de los que brinda el servicio mayorista de internet, al analizar el impacto de la pandemia en la prestación del servicio.

En diálogo con Télam, la analista del mercado para la consultora internacional Ovum, Sonia Agnesse, señaló que «la mayor cantidad de personas en sus casas impactó en una migración de usuarios de internet móvil hacia el uso del wifi hogareño».

Al SmarTV, antes dispositivo principal de la conexión en el hogar, se le suman la o las computadoras y los teléfonos de quienes trabajaban afuera y ahora lo hacen en el casa, y quienes estudiaban y se encontraban con sus pares en la escuela, la plaza o el club, y ahora hacen lo mismo pero de modo virtual.

Para Agnesse, «los clientes postpagos móviles están buscando pasar a prepago, o planes menores, ya que se apoyan más en el uso del wifi del hogar».

En junio, los clientes postpagos, no sabían aún del congelamiento de precios que iba a disponer el Gobierno nacional hasta el 31 de diciembre; y según los datos del Indec, los accesos móviles a internet cayeron 3,6% respecto del segundo trimestre del año pasado; las cuentas individuales disminuyeron 2,6% mientras que las corporativas acumularon una baja de 3,1%.

«En cuanto a bajas en residenciales seguramente se deba a la baja de los ingresos y los altos costos del servicio» dijo a Télam Gerardo Gullelmotti, de la Defensoría del Pueblo.

Agregó que «más allá del DNU 311 que impedía los cortes por falta de pago, mucha gente ajustó sus gastos y eliminó más que nada el servicio de televisión paga, no en la misma medida que celulares e internet, ya que estos se mantuvieron más que nada para mantener la conectividad por teletrabajo y tareas».

Fuente: Filo.news