El proveedor de infraestructura y servicios de Internet Silica Networks (Grupo Datco) presentó su nuevo proyecto a través del cual intentará conectar con fibra óptica a la Antártida, continente que aún no posee redes con esta tecnología. Las filiales de Argentina, Chile y Brasil de la compañía realizarán una serie de estudios para evaluar la factibilidad de un tendido submarino. Para esta etapa de análisis se invertirán USD 2 millones.

Según explicaron desde la empresa, el objetivo es instalar un hub de conectividad en la Antártida, más precisamente en la isla que es llamada Rey Jorge y también 25 de Mayo, para «impulsar el desarrollo científico» que llevan adelante las bases de los nueve países que hay allí. Hoy en día Argentina, Brasil, Chile, China, Corea Del Sur, Perú, Polonia, Rusia y Uruguay tienen estaciones científicas en la isla.

El proyecto incluye un tendido de fibra óptica a través del Canal de Beagle que unirá la ciudad argentina Ushuaia y la chilena Puerto Williams. Esta obra «aumentará la robustez de los tendidos» que hay en la Isla Grande de Tierra del Fuego y «asegurará la disponibilidad de un servicio de conectividad de alta capacidad» en las localidades de la zona, explicaron desde Silica Networks. Luego, si los estudios son positivos, se conectará la Isla Grande de Tierra del Fuego con la Rey Jorge/25 de Mayo, atravesando el Pasaje de Drake (también llamado Mar de Hoces), para luego llegar con el tendido hasta el territorio continental antártico.

La red de fibra óptica de Silica Networks recorre Argentina, Chile y Brasil, tiene más de 13 mil kilómetros y conecta con los cables submarinos del Océano Atlántico y con los del Océano Pacífico.

Fuente: TAVI LATAM