Silica Networks y Metrotel anunciaron la finalización de la construcción de un nuevo trazado de fibra óptica de unos 450 kilómetros que une Buenos Aires con las estaciones de amarre de los cables submarinos de conectividad internacional que llegan a la localidad de Las Toninas, en el Municipio de la Costa. La inversión para el proyecto fue de 10 millones de dólares.

El tendido inicia en la localidad de El Talar de Pacheco, en Tigre, y de allí despliega un recorrido distinto a todas las demás redes tendidas. De esta forma se evita tener puntos únicos de fallos (SPOFs, por sus siglas en inglés) ante eventuales cortes y contingencias. Además se contempla abrir sitios de amplificación cada 100 kilómetros, dijeron las partes en un comunicado.

En paralelo, el trazado será útil para mejorar la conectividad y el acceso en localidades como Domselaar, Coronel Brandsen, Jeppener, Altamirano, Chascomús, Dolores, General Lavalle, General Conesa, Las Toninas y ciudades aledañas.

“Este proyecto acompaña las necesidades de una mejor conectividad internacional e impulsa el desarrollo local al abrir la fibra en las localidades por las que pasa la red, para romper la lógica que se ha dado históricamente con gasoductos o las líneas de alta tensión, que pasan por ciudades en los que no hay gas o energía eléctrica”, señaló Horacio Martínez, CEO de Silica Networks.

Por su parte, Hernán Ballve, CEO de Metrotel sostuvo que “esta obra es una nueva oportunidad para Metrotel para hacer una red de long haul, poder seguir creciendo y estar conectados con el mundo en forma directa con una red propia. Este nuevo camino llega para ofrecer a las empresas conectividad internacional y a los ISP y cableoperadores una modernización de equipamiento que les permite ampliar sus capacidades para dar un mejor servicio”.

Fuente: Telesemana