Las filiales de Argentina, Chile y Brasil de Silica Networks, anunciaron un proyecto conjunto para iniciar los estudios de factibilidad para desplegar un tendido de fibra óptica submarina que conectará al continente Antártico, el único continente al que no ha llegado todavía la Fibra Óptica, cumplido al fin el sueño de su CEO. “Nosotros tenemos un sueño que es hacer una fibra que vaya desde Tierra del Fuego hasta la Antártida”, dijo el CEO de Silica Networks, Horacio Martínez en una entrevista para TeleSemana.com hace dos años.

La primera etapa del proyecto busca fortalecer el tendido de fibra de Argentina y Chile mediante la conexión entre Ushuaia, capital de Tierra del Fuego, con Puerto Williams, ciudad ubicada en la Isla Navarro. Al asegurar la disponibilidad de un servicio de conectividad de alta capacidad en la Isla Grande, esta iniciativa de Silica Networks potenciará los proyectos de articulación entre la provincia argentina y el sector privado, para la instalación de un hub tecnológico que incluye la implantación de una Software Factory. Estas iniciativas confluyen y se potencian a partir de la fibra óptica y la posibilidad de tener conectividad de alta capacidad con Buenos Aires, Santiago, San Pablo y Fortaleza, y de ahí a todo el mundo a través de los cables submarinos del Pacífico y el Atlántico.

La siguiente etapa propone conectar la península de la Isla Grande de Tierra del Fuego, a través del estrecho de Drake con la Isla 25 de Mayo luego desde allí unir a la Antártida continental. Se propone establecer en la isla un hub de conectividad que impulsará el desarrollo de la investigación científica que llevan adelante 9 países a través de bases instaladas en forma permanente en la isla. Actualmente Argentina, Brasil, Chile, China, Corea Del Sur, Perú, Polonia, Rusia y Uruguay tienen bases en la Isla 25 de Mayo.

“Pensamos llamarlo Hub Científico Antártida porque entendemos que la razón de ser de este proyecto, más allá de la tarea épica que significa traspasar las fronteras, tiene que ver con potenciar el conocimiento que se genera en este continente, facilitando a los científicos la conectividad de alta capacidad y baja latencia que provee la fibra óptica para poner a disposición de la humanidad el conocimiento convertido en datos que produce la comunidad científica internacional en la Antártida”, afirmó Martínez, en un comunicado de prensa publicado ayer.

Toda la región se encuentra en medio de disputas y litigios internacionales, por la soberanía sobre tierras y aguas, sin embargo, en 1961 por el Tratado Antártico firmado por 12 países, incluido Argentina, se estableció el congelamiento de las disputas de soberanía territorial. El objetivo fue priorizar el interés de la humanidad para que la Antártida sea utilizada con fines pacíficos, para la protección y preservación del medio ambiente, reconociendo la importancia de la cooperación internacional en beneficio de la investigación científica.

En esta etapa de análisis de análisis del proyecto, las tres filiales de Silica Networks aportarán un fondeo de dos millones de dólares.

Fuente: TeleSemana